Aprende escuela que los niños no son eternos

Análisis de caso: ¿Cómo empezar un proyecto de investigación?

Mi hija me pregunta: ¿mamá es verdad que la salsa de tomate sirve para que se vaya el olor del zorrillo?

Como a cualquier persona, a algún maestro se le podría ocurrir responder: eso es cosa de los muñequitos y los libros de cuento. La lógica es que la salsa de tomate tiene definido su uso y por tanto no vale la pena reflexionar sobre ello y convertirlo en un problema de investigación.

Pero los niños tienen el tiempo que nosotros creemos superar con experiencia. Además, ellos hacen otro uso de la intuición en función del conocimiento. Ellos quieren saber (clic aquí); a ellos los mata la curiosidad, es por eso que los adultos (no los maestros) debemos estar allí. No es una cuestión de conocimiento, sino de responsabilidad y supervisión; sin lugar a dudas ellos sí saben lo que hacen.

No he realizado la prueba, pero me pongo del lado de los niños. Si en este momento no los dejamos experimentar, después no podemos tener investigadores y menos profesores que publiquen un artículo científico. ¿De qué van a hablar si nunca se han cuestionado nada?

Hasta ahora los medios de comunicación masiva -en cuestiones de enseñanza-aprendizaje- llevan la delantera.

 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario