طراحی سایت

Clase de física no. 1: La mamá no tiene por qué mentir

Análisis de caso: La promesa.

La educación es invariante en el hecho de considerar que hay que transformar el pensamiento. Es decir, antes de poner en práctica la educación del siglo XXI hay que partir de las urgencias del mismo. Entre ellas, la que considero más urgente es salvar el planeta Tierra. En diciembre de 2016 se superaron los 7 400 millones de habitantes (Contador de población mundial, en el sitio web PopulationMatters) y algunas proyecciones estiman que la población mundial podría llegar a 9 500 millones en el año 2 050 y a 10 900 millones en 2100 (Wikipedia).

Esto conlleva con urgencia un cambio de racionalidad, de la científica y hegemónica -que nos impulsaba a seguir adelante y tener un futuro de éxito y prosperidad haciendo uso de los recursos disponibles- a la racionalidad ambiental, que nos habla de la urgencia de convivir hombre-naturaleza. Hoy sabemos que el uso desmedido de los recursos naturales en aras de un supuesto desarrollo, ha contribuido al cambio climático y el efecto que este tiene en la Vida.

Pero bueno, estaba hablando de cómo educar desde la casa, ahora que hay más información sobre la ineficiencia del trabajo de la escuela.

Mi hija me llamó la atención porque yo había lavado la cinta de su bata de estar en casa y todavía estaba mojada. Ese trabajo lo comencé yo y, en nuestra lógica, me tocaba terminarlo. Le prometí que al día siguiente estaría seca.

Al amanecer, me pregunta: ¿mamá yo dormí con esta bata? Sí, solo que sin la cinta porque estaba mojada, pero como yo te prometí, no está seca, pero está casi seca. Ella como siempre, desafiante me pregunta: ¿y a qué horas usted subió a la terraza a tenderla y a recogerla? Usted hizo magia.

No, la puse detrás del refrigerador. Para que las cosas dentro del refrigerador estén bien frías, hay una máquina que mantiene cierta baja temperatura; y producto del trabajo de esa máquina, afuera del refrigerador se genera calor. Con eso sequé la ropa. Así que mamá no hizo magia, eso se llama física.

Comentarios

  • Juan Villa
    15 julio, 2020 at 3:44 pm

    Me parece un escrito atractivo, pero según mis conocimientos, existe mucha reiteración de palabras especialmente en el primer párrafo con la palabra “siglo”. Además, pienso que la lectura no es un cuento si no una redacción científica.

    • Ph. D. Melvis González Acosta
      16 julio, 2020 at 8:58 am

      Muchas gracias por tus comentarios, me dan la oportunidad de corregir el texto. Me parece un gran cumplido que lo consideres una redacción científica.

  • JOHN JAIRON RIZZO PERALTA
    18 julio, 2020 at 11:02 am

    Interesante este texto, pero a mi parecer considero que se usa de manera muy seguida los signos de puntuación.

  • Anónimo
    18 julio, 2020 at 12:38 pm

    Interesante el texto, pero no parece un cuento.

  • ERIKA TAIRY ARMIJOS CEDILLO
    18 julio, 2020 at 4:23 pm

    interesante escrito, pero al momento de seguir con la lectura me percato que no se parece a un cuento

Agrega un comentario