Subastas en e-bay para conseguir becas o préstamos universitarios

Si te interesaste con solo leer el título, estás un paso adelante en temas de educación superior.

Es así como Jamil Salmi, PhD., experto internacional en educación superior anuncia el futuro de la enseñanza universitaria.[1] Comenta que las universidades no van a recurrir a las notas del bachillerato o pruebas de ingreso para reclutar a sus alumnos, sino a perfiles de Facebook. Los centros de educación superior entregarán a cada alumno un Kindle o un Ipad con los textos necesarios para su carrera académica.

Entre otras situaciones planteadas, el experto, autor del libro “El Desafío de Crear Universidades de Rango Mundial” (2009), aseguró que debido a los cambios tecnológicos los títulos tendrán una validez de cinco años y los profesionales deberán actualizar sus conocimientos cada año. La duración de una clase normal será de 10 a 15 minutos y la mayoría se impartirá en línea. Los profesores utilizarán un software de reconocimiento de rostro para notar si los alumnos están aprendiendo.

En otro momento de su intervención, el experto advirtió: “Cada uno de los ejemplos que he mencionado es un caso real que encontré en algún lugar del mundo durante mis viajes y que simbolizan, a mi juicio, la revolución que está atravesando la educación superior”.

Estamos hablando de experiencias vividas en universidades de rango mundial. La pregunta es: ¿cómo se forman estudiantes de rango mundial?

La solución pasa por las universidades que deben estar en igual rango. Para ello, Jamil Salmi recomienda que se deben implementar cambios como:

  • Ofrecer nuevas competencias y habilidades a los estudiantes;
  • implementar nuevas prácticas pedagógicas y
  • aprovechar las nuevas tecnologías para generar estos cambios.

“El aprendizaje hoy no puede ser un deporte de espectadores; los estudiantes tienen que participar en su propio aprendizaje y este aprendizaje debe ser activo, interactivo, experiencial y colaborativo”, enfatizó. “Lo más importante es desarrollar el capital humano avanzado que necesita el país, la investigación de punta que apoya la innovación económica y social”.

Para afrontar este desafío la iniciativa ecuatoriana ha sido crear la Agenda 2035; una política de Estado para el sistema de Educación Superior con horizonte a largo plazo, y un plan estratégico para el período 2017 – 2021.

Como no queremos ser espectadores de esta cultura de excelencia académica, desde la sociedad civil mostramos nuestra voluntad de colaboración con la universidad y los que aspiran a ser universitarios.

 


[1] La información fue obtenida de la dirección web: http://ecuadoruniversitario.com/noticias_destacadas/asi-sera-el-futuro-de-la-educacion-superior/

 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario