Pruebas estandarizadas: ventajas y desventajas

Las pruebas estandarizadas son:

  • Instrumentos de evaluación para los alumnos.
  • Detectan grupos de población con necesidades de mejoras educativas.
  • Identifican factores que impactan en el desarrollo de los estudiantes.
  • Observan cambios o progresos en el nivel educativo.

Hay toda una historia detrás de este tema. Se vienen realizando desde finales del siglo XIX y se han transformado de acuerdo al contexto.[1] Por ejemplo, en un principio fueron orales, pero al encontrar complicaciones en el proceso de calificación, se pasó a la prueba escrita y con la aparición del Internet ha pasado al computador.

Si este fuera todo el panorama, casi no habría motivos para dudar de estos exámenes. Algunos consideran que las pruebas estandarizadas, más que evaluar a los estudiantes, permiten identificar las fortalezas y debilidades del sistema educativo (Navas, 2017; Olivos, 2016, entre otros). Veamos algunas preguntas que pueden ayudarnos a comprender mejor el tema y que, si fuese pertinente, podemos comentar.

¿De qué manera estas prácticas guían la dinámica de las escuelas, las prioridades del profesorado y el trabajo de los estudiantes?

¿Por qué se deja a un lado la dinámica del curso para practicar con los estudiantes lo que se supone que el examen evalúe?

Para tener una idea del contrapeso de valores, expongamos las ventajas y desventajas de la ideación y aplicación de este instrumento.

Ventajas

  • Estos instrumentos de evaluación se pueden aplicar a una parte de la población (muestrales) o a toda una población (censales). Permite analizar estadísticamente factores de contextos y condiciones socioeconómicas de los participantes.
  • Integran preguntas que evalúan conocimientos, habilidades, competencias y actitudes.
  • Ofrece un panorama sobre el nivel y calidad de los sistemas educativos.
  • Permite identificar las áreas de mejoras y los retos que presentan las comunidades escolares, para impulsar el desarrollo académico.
  • Permite a los docentes reorientar sus estrategias pedagógicas para que los estudiantes alcances niveles de aprendizaje satisfactorios.

Desventajas

  • Se prioriza la eficiencia en la calificación de las pruebas y no el contenido puntual de estas.
  • No se estaría tomando en cuenta que, en los resultados, no sólo intervienen variables escolares sino también variables de origen de los estudiantes. Los bajos resultados de las pruebas lo tienen los colegios que atienden a los más pobres, frente al prestigio que poseen los privados que cobran y seleccionan a los estudiantes.
  • Las evaluaciones estandarizadas tienen entre sus efectos nocivos que desmoraliza al docente, lo debilita, le hace perder su autoestima y lo enfrenta con los padres de familia y la opinión pública, culpándolo de la mala calidad de la educación.
  • La evaluación refuerza una cultura escolar que privilegia los resultados numéricos sobre los procesos formativos, se exalta la competitividad y el éxito individual por encima de la solidaridad y la empatía.
  • No se consideran los procesos afectivos y socioculturales que están en la base del aprendizaje. No sólo existe una distribución desigual del capital económico, también hay un sistema similar de distribución de capital cultural, que tiende a perpetuarse.
  • Representan un problema estructural de la política educativa. No es equitativo imponer estándares de calidad a todos iguales, conociendo que existen diferentes realidades socioeconómicas.

El tema ha sido abordado como un abreboca, pero nos lleva a explorar el problema de la medición de conocimientos y aprendizajes, las metodologías de diseño, la construcción y generación de resultados de las pruebas estandarizadas y a analizar los resultados que producen.[2]

El futuro de las pruebas estandarizadas en la labor académica no debe ser promisorio, como tampoco la privatización de la educación. Es sabido que existen intereses económicos que promueven esta educación de mercado. Me sumo al grupo que apuesta por políticas educativas que incorporen conceptos de diversidad, contexto en los currículos y fortalecimiento de la educación pública.

[1] Sebastián Moncaleano, matemático de la Universidad de los Andes, ha llevado a cabo una investigación sobre la historia de las pruebas estandarizadas desde el año 1845 hasta 1997.

[2] Entre muchos textos que pueden ayudar a la comprensión de este tema recomiendo: Maturana Céspedes, David (2012). Las pruebas estandarizadas en educación.

Comentarios

  • Arturo Corona
    8 agosto, 2019 at 1:22 pm

    Hola Melvin, muchas gracias por el artículo es muy bueno. Quiero usarlo como referencia, cómo debo citarlo?
    Un saludo desde Querétaro, México

    • Ph. D. Melvis González Acosta
      8 agosto, 2019 at 2:28 pm

      Me alegro que te haya servido. Para citarlo, solo debes copiar el link.

    • PENE
      23 julio, 2020 at 11:20 am

      ASDASD

  • Arturo Corona Pegueros
    9 agosto, 2019 at 11:00 am

    Perfecto, así lo haré. Bonito día Melvis

  • Ana Lissette Peña Cabrera
    23 octubre, 2019 at 4:13 pm

    Quisiera que me diera un argumento a favor y uno en contra de evaluacion por competencias tomando en cuenta el sistema de calificacion

  • Ph. D. Melvis González Acosta
    27 octubre, 2019 at 1:11 pm

    Aunque el texto aborda en lo particular el tema de las pruebas estandarizadas,agradezco la oportunidad de comentar temas afines como la evaluación por competencias.
    No haré mención de los términos “a favor” o “en contra”, sino que me limitaré a esgrimir comentarios que pueden luego ser profundizados y discutidos.
    La evaluación por competencia requiere una evaluación bien diseñada que refleje el aprendizaje significativo. El trabajo a realizar y la calificación competen tanto a docente como a estudiante.
    La evaluación por competencias requiere de evidencias para valorar el desempeño. El problema se traslada entonces a la efectividad de las evidencias, que deben estar alineadas con los resultados de aprendizaje y los métodos de evaluación.
    Un problema en la evaluación de competencias, en especial en la docencia no presencial es la falsificación de evidencias. No es cuestión de que los estudiantes nos quieran engañar en algún momento, sino que pueden actuar así como respuesta a un incremento en la presión y a la evaluación constante.
    Tanto docentes como estudiantes debemos alinear nuestras capacidades y oportunidades con este tipo de evaluación. Se requiere un ingente trabajo de concientización y valoración del proceso de enseñanza-aprendizaje.

  • Fernanda Vicente
    15 marzo, 2020 at 10:48 am

    Gran información. Necesito citar esto en formato APA. Ayuda.

  • Fernanda Vicente
    15 marzo, 2020 at 2:10 pm

    Cual es el año de publicación?

    • Ph. D. Melvis González Acosta
      30 marzo, 2020 at 2:47 pm

      Vicente la fecha de publicación fue 29/11/2018

  • Andrea
    30 marzo, 2020 at 10:48 am

    Una pregunta: el término “prueba estandarizada” refiere a cualquier tipo de EXAMEN que se le realice a los alumnos en el aula o refiere exactamente a esas pruebas que realizan alumnos de diversos centros para que puedan ser comparados?

    • Ph. D. Melvis González Acosta
      30 marzo, 2020 at 2:58 pm

      Andrea, cuando utilizo el término “prueba estandarizada” es para referirme a un test que ha sido normalizado para una población con ciertas características similares. Por ejemplo, prueba de ingreso a la educación superior, examen “Ser bachiller”.

  • Maritza Cárdenas
    20 julio, 2020 at 12:15 am

    PH.D. Melvis
    Permita felicitarla, por su artículo en cuanto lo leí fue fácil de entender y me saco de muchas dudas que tenia.
    Gracias excelente artículo.

    • Ph. D. Melvis González Acosta
      23 julio, 2020 at 7:11 pm

      Me alegra que le haya servido. Ojalá y revisando el blog encuentre otros textos de su interés…

  • Carlos
    30 agosto, 2020 at 10:44 pm

    Podrías hace un artículo sobre Pruebas no estandarizadas, o recomendarme algunos autores que aborden este tema.
    Gracias!

Agrega un comentario