¿Cómo hacemos real una situación falsa?

Cuando damos por hecho que alguien o algo es de una manera determinada, nos comportamos de acuerdo a eso y, aunque estemos equivocados, nuestra actitud convierte la situación en real. Esto es lo que expresa el teorema de Thomas, que se enuncia en español del siguiente modo: Si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias.

Williams I. Thomas enunció su teorema en el contexto de sus estudios sobre la desviación y la condena social. Se refirió a la capacidad del grupo para convertir en reales situaciones que suponen como tales, al adecuar su conducta a esa situación. De ello resulta la llamada profecía autocumplida.

Thomas abordó problemas sociales relacionados con la intimidad, la familia, la educación, analizando “las impresiones subjetivas que pueden ser proyectadas en la realidad, y que de tal modo llegan a ser verdaderas para quienes las proyectan”.[1] Todo parte de una construcción mental: nuestro cerebro asume algo de su entorno social (familia, trabajo, intimidad, etc.) y a partir de ahí lo utiliza como referencia, de tal manera que descarta otras alternativas entre las que puede estar la real. Así motiva su comportamiento hacia la creación de una nueva realidad.

Un ejemplo del teorema en cuestiones social/laboral es el siguiente:[2]

Si antes de conocer a alguien le percibimos como antipático por algo que nos han contado, nuestro comportamiento al conocer a esa persona probablemente sea distante o frío ya que nos condiciona ese prejuicio y no nos apetece profundizar en la relación. Esto puede generar que esa persona perciba que no hay interés por nuestra parte y actúe con nosotros del mismo modo, lo que nos llevará a reafirmarnos en que efectivamente es antipático.

El teorema además aplica en situaciones donde se tiende a recordar lo que encaja o queremos que encaje con nosotros (horóscopos) y olvidar el resto; de tal manera que se condiciona el resultado. El ejemplo que utilizó Thomas para exponer su Principio fue:

“En un país inmerso en una cruenta guerra civil en la que dos bandos se disputan el poder político, un día la guerra finaliza. Sin embargo, no es posible comunicárselo a los combatientes de una pequeña isla, en la cual los miembros de los dos bandos enfrentados continuarían en guerra ignorando la nueva definición de la realidad”.

Objetivamente no somos ciegos ante la realidad. Podemos reflexionar y percatarnos cómo nuestra actitud y nuestras ideas preconcebidas sobre una situación inciden para que tomemos un rumbo y no otro. La realidad puede obligarnos a reflexionar y a variar el significado otorgado a la situación, reencauzando nuestro comportamiento.

 

 

[1] Social Behavior and Personality. Contribution of W.I.Thomas to Theory and Social Research. Edmond H. Volkart [ed.] N.Y.: Social Research Council, 1951: 14.

[2] Tomado de “Teorema de Thomas. Principios, leyes y modelos de comportamiento organizacional para la comunicación y gestión en las organizaciones” (2013).

 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario