La acción social, según Mafalda…

Mafalda es una niña que se muestra preocupada por la humanidad y la paz mundial, y se rebela contra el mundo legado por sus mayores. Su nombre fue tomado del filme Dar la cara (1962), basado en la novela homónima de David Viñas, donde hay una bebé llamada así, y al parecer el nombre le gustó a Quino.

Mafalda rechaza el mundo tal como es, y nos dice que si los Hombres, o los adultos, quisieran, la vida en la tierra podría ser feliz y fraterna en todas partes. Astuta, impertinente, contestataria, defensora del planeta, rebelde, perspicaz y valiente; representa a todo ser humano, con sus virtudes y defectos, pero que quiere ser mejor.

Como testimonio de su coraje, convida a no ignorar la miseria y la injusticia que nos rodea. Realmente, no podemos ignorar todo lo que pasa en la Tierra, ha de ser de nuestro interés. Somos responsables, de dejar un mundo mejor que el que encontramos. Y no se consigue esto con la evolución tecnológica, sino por medio del desarrollo de las virtudes y de los valores, que nos hacen humanos.

Mafalda habla de humanidad, hace que estemos alerta respecto a la gran verdad de que somos parte de la misma familia. Y debemos ser, por tanto, responsables.

Mafalda protesta siempre. Porque quien nada hace ante una injusticia es cómplice de la injusticia

Si la injusticia desaparece, dejaríamos de sentir esa necesidad de justicia, porque estaría siempre presente. Si la buscamos, es porque no existe aquí. En un tiempo de oscuridad, es necesario que alguien encienda la luz.

Mafalda es una niña con la perspicaz mirada de adulto que está preocupada por el futuro del mundo y que se pregunta permanentemente sobre la vida y los problemas de las personas que habitan este planeta. La tira cómica que toma el nombre de la niña, es una reflexión sobre la familia y la amistad, y al mismo tiempo sobre la guerra y la política internacional.

La historieta sigue la vida diaria en un vecindario (lo más lejos que viaja Mafalda es a la playa durante las vacaciones de la escuela), pero las pequeñas experiencias cotidianas están enmarcadas en una profunda reflexión sobre el contexto político que los rodea: la Guerra Fría, la bomba atómica, Vietnam, la China comunista, la pobreza y las complicadas relaciones entre Estados Unidos y América Latina.

Aunque nos centramos en un personaje, no podemos ignorar al sujeto creador. El filólogo español José Manuel Hinojosa Torres sostiene que la pregunta, sin ningún tipo de respuesta, determina el recorrido en la carrera del dibujante. Es el caso de un hombre desesperado que le imploraba a su médico: “Por terrible que sea quiero saber la verdad, doctor, ¿es ser humano una enfermedad incurable?”

“Su forma de ver el mundo en ningún momento es inocente. Tiene una mirada ácida, corrosiva, propia de alguien que ha contemplado al ser humano en toda su amplitud y ha decidido que éste carece por completo del más absoluto de los sentidos”, comentó Hinojosa.

Textos consultados: http://eju.tv/2014/09/mafalda-5-claves-que-la-definen-y-la-hicieron-emblematica/, https://www.revistaesfinge.com/filosofia/humor-filosofico/item/1171-mafalda-la-pequena-filosofa-2-parte

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario