La apuesta por la Meta-Universidad

El concepto Meta-Universidad[1] forma parte del constructo “acceso abierto”. Vest (2006) lo describió como “una estructura trascendente, accesible, poderosa, dinámica, construida en comunidad, de materiales y plataformas abiertas con los que gran parte de la Educación Superior en el mundo puede ser construida o potenciada”.[2]

Está compuesta por:

  • infraestructura de comunicación proporcionada por la Web.
  • infraestructura de conocimiento e información, suministrada por una biblioteca de acceso global abierto.

Se trata de un avance en materia de inclusión glocal. Aceleraría la propagación de una educación de alta calidad y daría a estudiantes y profesores en cualquier lugar, la habilidad para acceder y compartir materiales docentes, publicaciones académicas, trabajos científicos en marcha y la posibilidad de participar en experimentos científicos en tiempo real.

¿Qué impide el avance de esta ideación?

La Meta-Universidad está basada en Internet y difiere de la educación tradicional. Pero requiere una tecnología que permita la acreditación de los MOOC, que aún son considerados complementarios de los cursos en línea tradicionales por las universidades.[3]

La Blockchain (BC) puede proporcionar una plataforma pertinente para crear esta red global para el aprendizaje superior. Ahora hablamos de la Meta-Universidad, pero una plataforma abierta de este tipo puede proporcionar un medio para responder a las necesidades de todos los estudiantes, no sólo universitarios.

¿La red global universitaria o Meta-Universidad es un sueño imposible?

De ninguna manera. Está prevista en tres etapas:

  1. Intercambio de contenidos: los profesores comparten ideas y suben sus materiales de enseñanza a Internet para que otros los utilicen libremente.
  2. Co-innovación en el contenido: cuando los profesores colaboran más allá de las fronteras institucionales y disciplinarias para co-crear nuevos materiales de enseñanza utilizando wikis y otras herramientas.
  3. La universidad se conecta: se convierte en un nodo en la red global de profesores, estudiantes e instituciones aprendiendo colaborativamente, conservando su identidad, su campus y su marca.

¿Qué beneficios tendría para los estudiantes?

En esta visión de red global de Educación Superior, el estudiante recibe una experiencia de aprendizaje personalizada desde las instituciones; mientras las cadenas de bloques sirven para seguir el camino y progreso del estudiante. El alumno se matricula en su institución principal, y se le asigna un facilitador del conocimiento que trabaja con él para personalizar una experiencia de aprendizaje, el viaje y los resultados. El plan de estudios colectivo conforma su menú para la Educación Superior.

¿Qué beneficios tendría para los docentes?

La próxima generación de académicos creará un contexto en el que los estudiantes de cualquier parte del mundo podrán participar en discusiones en línea, foros y wikis para descubrir, aprender y producir conocimiento como una comunidad comprometida directamente con algunos de los más importantes problemas del mundo.

¿Qué tan cerca estamos de lograrlo?

Buena pregunta. La posibilidad pasa por las asimetrías sociales en temas de educación. Todos los países no invierten en igual cuantía, ni con igual interés en temas de educación. Países como EE. UU. (Massachusetts Institute of Technology- MIT), Reino Unido (OpenUniversity, The Knowledge Media Institute), Chipre (Universidad de Nicosia) trabajan en este enfoque. Le siguen o le seguirán las economías emergentes, y parte de Latinoamérica (con pocas excepciones) tendrá que ver pasar una década o al menos, un lustro; pero ojalá y me equivoque…


[1] El texto de referencia para la redacción de esta publicación fue Tapscott, Don y Tapscott, Alex (2017). The Blockchain Revolution and Higher Education. EDUCASE Review, (March, 13, 2017).   

[2] Charles Vest (2006). Open Content and the Emerging Global Meta-University.

[3] Katy Jordan (2015). MOOC Completion Rates: The Data.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario