Melvis lee data

¿Quién es Melvis?

 Ella lee datos y cuando no tiene que ponerse, se pone a escribir…

¿Cómo es eso que lee datos?

Es como tirar las cartas, pero ella lee la televisión y Facebook. Ese es su trabajo. Dedica cuatro horas del día a ver televisión y lo que se publica en las redes sociales, y luego se sienta a escribir.

¿Qué dice Melvis?

Dice que el 2018 está marcado por el cincuenta aniversarios del Mayo francés. Mayo del 68, días de derechos humanos. 50 años después, los chalecos amarillos se volvieron a tomar París y le exigen a Macron…

“Chalecosamarillos”: el discurso de Emmanuel Macron criticado por todos sus oponentes… excepto a la derecha. El presidente de la República habló el lunes para tratar de responder a la ira de los “chalecos amarillos”. Sus anuncios no convencieron a la oposición. Sólo los republicanos reaccionaron favorablemente.

¿A quién se lo dice?

Es un mensaje para los pueblos latinoamericanos. Les está diciendo cuál es el contexto mayor que deben tener en cuenta para avanzar en democracia.

¿Algún otra data que haya leído Melvis?

Es una lista. Pero un tema es:

Que Latinoamérica no protege debidamente su propiedad intelectual.

¿Cómo se ve eso?

¿Eso es todo?

¿Y eso lo dice Melvis?

No. Melvis lee. Eso lo dijo Pablo Jenkins, del Foro Económico Mundial.

 ¿Y los latinoamericanos entienden?

No todos, pero así mismo es. Se trata de un proceso y dura más de treinta años. El problema es que todos los países no avanzan al mismo ritmo. Algunos llevan mucho tiempo en esto, pero otros no han empezado.

¿Y eso que hace Melvis tiene algún nombre?

Claro, cazadora de tendencias. Esta gente trabaja comodísima: “emplea su tiempo en detectar patrones o variaciones en la actitud, mentalidad o forma de vida que contrasten con la manera de pensar predominante o con la forma en que la gente acostumbra a comportarse, vivir, vestir, comunicarse y consumir” (Raymond, 2009: 12).

¿Eso lo dices tú?

Yo lo repito. El maestro Martin Raymon lo dijo en el 2009. 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario