La vida es bella

En algún momento se le pierde el gusto, ¿pero cuándo?

Todos no tenemos la misma forma de ver la vida. Todos somos diferentes. Si la vida es bella, ¿por qué no todos la vemos igual?

Yo pienso que hay que proponérselo. Tengo que hacer mi vida bella cada día. Pero eso cuesta más que ir al gimnasio un mes. En términos de desapego…

Para eso hay que tener entrenamiento. Aunque tú no tengas un mejor día, la vida sigue siendo bella. Y lo será independientemente de tu mirada, tu opinión y tu creencia.

Para cualquiera que viva un contexto fracturado por la migración, sabe que humanamente es dificil -incluso trificil- no tener un mal día. El problema es que eso no le hace bien a nadie, y nada tiene que ver con que la vida sea bella todos los días.

La migración es la condición que estimula un dolor en nosotros, pero estamos enfocados en la meta que nos trazamos. El dolor es parte del entrenamiento, repito no tiene que ver con que vida deje de ser bella.

Primer ejercicio:

Trabaje para mejorar la disciplina y la motricidad fina.

Lleva meses completar el ejercicio. Cuando lo logres serás una persona más resiliente y verás que la vida es bella.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario