El divorcio del año

El Brexit fue el primer punto de inflexión sobre el poder de dominar el ciberespacio. En Gran Bretaña la gente dijo SI a la separación de la Unión Europea. Dos años después están a 100 días de concretar el divorcio.

A May le toca defender un buen acuerdo para sus representados. Por el peso que a ella le han asignado, no acepta llevar la pregunta nuevamente a una consulta popular. España amenazó con rechazar el acuerdo Brexit sobre Gibraltar.

En la otra esquina está la Union Europea (UE). El negociador principal Michel Barnier, buscaba vender el acuerdo de retirada tanto a sus críticos en el Reino Unido como a los Estados miembros que expresaron su preocupación. El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo que su gobierno quería una promesa clara de que no se aplicarían futuros acuerdos comerciales o de seguridad a Gibraltar sin el consentimiento de España.

El año 2018 ha sido de telenovelas en el entorno geopolítico. Ecuador con 3 vicepresidentes en 19 meses. Cuba con un artículo de la Constitución que no pasa por el hueco de una ajuga. Brasil entre Lula y Bolsonaro. México con el tren Maya. Argentina siendo resiliente… 

Pero los británicos se llevaron la corona. Casaron a un miembro de la Casa Real con una mestiza, divorciada y con una carrera profesional. Nada más y nada menos que el Principe Harry.

Pusieron a pelear a Theresa May con Michel Barnier. Este ha sido el divorcio del año, y lo será por muchos años.

Yo me pregunto: ¿Qué pasa si solo cambiamos los roles? El papel de May lo desempeña un hombre y el de la Union Europea una mujer.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario