Eugenia mirándose al espejo

La escuela y los padres no le están dando el verdadero valor a los datos.

Diariamente un aula de clases produce información que no se aprovecha. Esta investigación tuvo por objetivo: usar los datos que produce un aula -cualquiera- para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Quiénes son los beneficiarios de esta investigación?

Padres y escuela. Ofrece ideas para utilizar los datos en la toma de decisiones y contar con otra posibilidad de mejorar el rendimiento académico. Provee evidencia empírica a los directivos de instituciones educativas para la elaboración de mejoras que hagan efectivas el derecho a una educación de calidad para todos los estudiantes.

¿Cuál fue el método que se empleó?

Se trató de un estudio prospectivo con un grupo de 16 estudiantes que han permanecido juntos durante cuatro (4) cursos escolares. El grupo está conformado por nueve (9) niñas y siete (7) niños que finalizaron el quinto grado en el curso 2017-2018. Se utilizaron las notas individuales de las materias Ciencia, Lectura y Matemáticas desde el 2014 hasta el 2018. El estudio enfatiza su trabajo no solo en el comportamiento de la evaluación tradicional, sino también en el análisis de los factores asociados (comunidad y familia) que explican diferencias de logro académico en los diferentes años lectivos.

Las preguntas de partidas fueron las siguientes:

  1. ¿Cuál es el nivel de rendimiento académico general de los estudiantes en escuela primaria en las áreas de lenguaje, matemática y ciencias naturales?
  2. ¿Cuál es la relación entre el desempeño estudiantil y otros factores asociados, vinculados a: familias + docentes + salas de clase + escuelas + gestión?

¿Qué dicen los resultados y discusión?

En el grupo de 16 estudiantes que han cursado juntos desde segundo hasta quinto grado de enseñanza básica se aprecia que las calificaciones superan los nueve puntos (9.0). Si bien existen profesores y teóricos que consideran que la evaluación tradicional por calificaciones es un método obsoleto para la educación del siglo XXI, es un método que se sigue aplicando.

La figura # 1 muestra el promedio del grupo (niñas y niños) durante los cuatro años del estudio. Se puede apreciar que el aprendizaje es un proceso que puede tomar cualquier forma. El contenido y la forma del proceso está vinculado a factores asociados como pueden ser: las relaciones interpersonales, la motivación, los conocimientos previos, las experiencias vividas, la metodología del docente, los recursos empleados, hasta las modificaciones en los planes de estudio.

En el tercer año estudiado el promedio de los estudiantes decreció tanto en niñas como en niños, y para el cuarto año las niñas habían logrado superarlo, pero los niños no. Aunque no contamos con información para analizar cómo el género contribuye a esta diferencia, se infiere que la disminución grupal tenga que ver con el cambio de nivel: de Básica Elemental (4to grado) a Básica Media (5to grado) y los cambios de rigor entre uno y otro.   

El dato más relevante es que a nivel general el resultado es de un buen desempeño; debido a que las calificaciones hacen referencia al cumplimiento de los objetivos de aprendizaje establecidos en el currículo y en los estándares de aprendizaje nacionales, según lo detalla el Art. 194 del Reglamento a la LOEI, donde un promedio de 9,00 a 10,00 equivale a: domina los aprendizajes; reflejando el buen trabajo de estudiantes, padres de familia y docentes.

En el caso de Lengua la figura # 2 muestra que en el cuarto año del estudio las calificaciones son significativamente superiores. Las mejoras parecen estar atribuidas -una vez más- al cambio de nivel: de básica elemental a básica media, ya que los profesores se dividen por especialidad, a diferencia del nivel elemental donde un solo profesor se desenvuelve en todas las áreas.  

En este caso particular, el profesor de Lengua coincidió que era el profesor-guía del grupo y creó vínculos fuertes con los estudiantes y los motivó de manera efectiva. El profesor-guía además de cumplir con las funciones inherentes a todo educador, se encargó de coordinar,orientar y controlar la atención docente-educativa del grupo de alumnos bajo su responsabilidad.  Se apoyó en el trabajo en equipo en la mayoría de las sesiones de estudio siendo una fortaleza del grupo, debido a que existe un buen ambiente de compañerismo para realizar las actividades establecidas por el docente. La reacción de los alumnos ante la metodología del profesor-guía propició un clima convivencial más fácil, que permitió abordar las dificultades en mejores condiciones. Este es considerado un factor que incide en la calidad de la enseñanza que se imparte.

El tipo de exploración muestra cómo se comportan los promedios anuales en lectura. Un tipo de estudio más preciso pudiera ayudar a evaluar la comprensión lectora y como los estudiantes obtienen información, desarrollan la comprensión global, elaboran una interpretación y valoran el contenido y la forma del texto.

En el caso de Ciencias la figura # 3 muestra que, si bien la introducción de los niños al mundo de la ciencia fue excelente, en los dos siguientes años su desempeño decreció considerablemente. La enseñanza de las Ciencias en educación primaria es fundamental para que los futuros profesionistas de la sociedad desarrollen habilidades como la observación, la curiosidad y resolución de problemas. En este sub-nivel (básico elemental) lo que se intenta es infundir en los estudiantes el gusto de interesarse por la comprensión de fenómenos naturales que ocurren a su alrededor.

Para las autoridades y maestros fue una admiración ver esta información, ya que no habían utilizado los datos para representar el comportamiento del rendimiento académico. A una caída del promedio en aproximadamente cero puntos cincuenta y nueve (0.59%) le sigue un incremento en el nivel de básica media de cero puntos treinta y ocho (0.38%) en las niñas y de cero puntos cuarenta y uno (0.41%) en los niños. El incremento de las calificaciones coincide con el cambio de nivel y nuevamente con el papel del profesor guía. Se empleó el trabajo colaborativo, así como sesiones de ejercicios experimentales con la finalidad de motivar a los estudiantes para mejorar su desempeño en años anteriores. Permitir a los alumnos la manipulación posibilitó que comprendieran más y mejor, temas como la reproducción de las plantas, debido a que varios de ellos no imaginaban que las plantas también tienen órganos sexuales y que cada una de sus partes tiene una función específica que cumplir.

El estudio de las Ciencias requiere tiempo para poder hacer demostraciones o experimentos donde los estudiantes puedan ir adquiriendo la capacidad de entender fenómenos naturales complejos. Por eso es adecuado que los docentes estén lo suficientemente preparados para atender las necesidades, y se requiere materiales y tiempo para su explicación. En muchas ocasiones ese tiempo no es aprovechado para llevar a cabo la práctica o la revisión de la materia y en su defecto les dan mayor preferencia a otras asignaturas como Lenguas y Matemáticas que cuentan con mayor carga horaria.   

El tipo de exploración muestra cómo se comportan los promedios anuales en Ciencia. Un tipo de estudio más preciso pudiera ayudar a comprobar si los estudiantes poseen las habilidades y conocimientos suficientes para: (1) aplicar lo que saben de manera creativa y autónoma en diversas situaciones, aunque les resulten desconocidas o (2)  si son capaces de recurrir a contenidos y procedimientos básicos que conocen para identificar una explicación apropiada, interpretar datos y reconocer la cuestión tratada en un experimento simple.

En el caso de Matemáticas la figura # 4 muestra un desempeño bajo en relación con todos los años anteriores. Cuando se preguntaron razones al profesor-guía comentó que los estudiantes presentaron dificultades en el dominio de las tablas de multiplicar, lo que ralentizó por un período de tiempo el aprendizaje de la división. Como medida paliativa al aumento de la complejidad de los temas de estudio en el ámbito del razonamiento, se trabajó con ejercicios de cálculo mental para ayudar a los estudiantes.

Para estar preparado para las matemáticas de quinto grado, los estudiantes necesitan entender las fracciones y los decimales. Hasta cuarto grado continúan practicando la suma, la resta, la multiplicación, la división en papel y los problemas matemáticos de lógica. Entra a tomar peso en esta materia un cambio en el contexto educativo: en ela ño 2007, la Dirección Nacional de Currículo realizó la evaluación a la Reforma Curricular de 1996, cuyos resultados fueron, entre otros: desactualización de la Reforma, incongruencia entre los contenidos planteados en el documento curricular y el tiempo asignado para su cumplimiento, desarticulación curricular entre los diferentes años de la Educación General Básica. El Ministerio de Educación, sobre la base de estos resultados, elaboró la Actualización y Fortalecimiento Curricular de la Educación General Básica, la cual entró en vigencia desde septiembre de 2010 en el régimen de Sierra, y desde abril de 2011 en el régimen de Costa (MINEDUC, 2013). Posteriormente en el 2016 se dan a conocer las adaptaciones curriculares para la educación que si bien se vincula con el subnivel superior de educación general básica y nivel de bachillerato (MINEDUC 2016) crea un problema de conexión con los subniveles inferiores.

Si bien las adaptaciones curriculares son “el instrumento fundamental para conseguir la individualización de la enseñanza, por cuanto son modificaciones que se realizan en la programación curricular común para entender las diferencias individuales del alumnado” (Navarro-Aburto; Arriagada; Osse-Bustingorry y Burgos-Videla, 2016: 2) vienen acompañadas de dificultades tanto para estudiantes como docentes. En el caso de las matemáticas de quinto grado hubo que introducir temas que anteriormente se manejaban en sexto y realizar adecuaciones de contenido. Dos años después de la entrada en vigor de la adaptación curricular del año 2016 todavía se estaba perfeccionando el ensamblaje entre los contenidos de los diferentes subniveles de enseñanza.     

El tipo de estudio muestra cómo se comportan los promedios anuales en matemática. Un tipo de estudio más preciso pudiera ayudar a comprobar la capacidad para formular, emplear e interpretarlas matemáticas en distintos contextos, mediante el razonamiento y la utilización de conceptos, procedimientos, datos y herramientas para describir, explicar y predecir fenómenos.

Los resultados de los exámenes PISA 2015, arrojaron un resultado que no se demuestra en esta investigación. Ese informe destaca que Latinoamérica mantiene la tendencia mundial que indica que las niñas obtuvieron puntajes más altos en lectura, mientras que los niños se desempeñaron mejor en ciencia y matemáticas.

¿Cuáles fueron las conclusiones?

  • Esta investigación pudo identificar relaciones de causa y efecto porque fue un trabajo conjunto entre padres defamilia, maestros, y autoridades educativas.
  • Los factores asociados al entorno de aprendizaje fueron la clave para la interpretación de los resultados.
  • Los datos muestran una serie de contrastes tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. En su conjunto, dan una imagen de las diferencias en los entornos de aprendizaje.
  • Lo que ocurre en el entorno de aprendizaje es crucial para la mejora del rendimiento académico.
  • La comunidad educativa (representantes, estudiantes, profesores, psicólogos, autoridades) pueden trabajar de manera colaborativa para contribuir a mejorar el rendimiento académico.
  • Al reporte de notas que anualmente se les entrega a los padres de familia o representantes, puede agregarse un informe de desempeño grupal. Ofrece una idea más amplia de cómo evolucionan los estudiantes en los entornos de aprendizaje. 
  • Las autoridades escolares pueden hacer mayores esfuerzos en utilizar los datos que producen en función de mejorar el rendimiento académico.
  • El análisis de datos ofrece condiciones para sostener niveles adecuados de calidad educativa.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario