¿Cómo maximizar la experiencia universitaria?

Entre las experiencias con mayor impacto en la vida de los estudiantes universitarios durante sus estudios y después de graduarse, es contar con el apoyo de un mentor.

¿A qué ayuda un mentor?[1]

A saber, cómo tomar el siguiente paso en un momento de cambio y una vez que se ha fijado el destino. Los padres quieren imponer sus destinos, los amigos quieren compartir los de ellos y uno necesita ayuda para definir el suyo.

¿Por qué necesitamos mentores que no sean padres ni familiares cercanos?

Los padres ven lo que ellos quieren para ti. Solo alguien distante, que mire de lejos, es capaz de ver quién somos ahora, qué potencial tenemos y ayudarnos a ver la posición de destino. Ayudan a tener confianza en uno mismo y enfrentar los compromisos a largo plazo.

¿Qué dicen las investigaciones sobre este tema?[2]

La Encuesta de Alumnos Strada-Gallup de 2018 explora la fuente y la naturaleza de las relaciones de tutoría universitaria. Examina si los graduados recibieron consejos relacionados con su carrera durante la universidad, así como la utilidad de la orientación que recibieron.

  • El 64% de los casos fue un maestro, resultando en un mejor rendimiento académico y una mayor confianza en sí mismos.
  • Amigo o miembro de la familia (16%)
  • Personal de la universidad (10%),
  • Asesor de actividades extracurriculares o entrenador atlético (6%).

¿Qué temas se tratan en las mentorías?

  • El 92% recibió orientación académica.
  • El 53% obtuvo consejos sobre su salud física o mental.
  • El 26% fueron asesorados sobre problemas financieros.   

¿Cuáles serían los temas pendientes?

Tener datos locales para valorar la situación en un contexto más cercano. Desde los resultados de la investigación se aprecia que:

  • A pesar de los beneficios que conlleva tener un mentor, el 12% no recibió ningún tipo de asesoramiento.
  • Los estudiantes de minorías buscan mentores de la misma raza, etnia o preferencia sexual. Desafortunadamente, estos siguen estando subrepresentados.
  • Si bien la experiencia de contar con un mentor es clave para el éxito después de graduarse; no es suficiente para mejorar la percepción de los egresados sobre la educación recibida durante sus estudios universitarios.
  • El rigor académico sigue siendo uno de los factores que mejor predicen la percepción de los egresados sobre su educación y la preparación que recibieron en la universidad para el mundo laboral. Sólo el 50% de los graduados concuerdan que su institución los desafío académicamente.

[1] Conor Neill, presidente de Vistage en España y professor de Liderazgo en IESE Business School, habla de la importancia del MENTORING, así como de tener el destino claro, aunque los pasos no lo estén. En entrevista con David Escamilla Imparato (2018). ¿Cuál es la importancia del MENTORING? Tomado de https://spain.vistage.com/2018/01/06/importancia-del-mentoring/ 

[2] La investigación que sirve de referencia a esta publicación se titula 2018 Strada-Gallup Alumni Survey (2018). Publicada en https://news.gallup.com/reports/244058/2018-strada-gallup-alumni-survey.aspx

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario