¿Las muelas de juicio son rudimentarias?

Hace dos millones de años se inició el proceso de desaparición de los dientes.

Los terceros molares o muelas del juicio, desaparecerán por completo en los humanos al igual que antes se perdió la cola en el proceso de la evolución, declaró Stanislav Drobishevski.

“Si analizamos lo que pasó con nuestros ancestros, queda claro que perderemos los terceros molares, o las muelas del juicio, y también algunos otros dientes, ya hoy en día nacen niños en los cuales no se desarrollan los dientes incisivos laterales y caninos“.

Entre los primeros primates del género Homo fueron hallados los restos de un hombre con la ausencia congénita del tercer molar inferior. La mandíbula de un ejemplar de 500.000 años, ya no tenía dos terceros molares.

Algunos humanos todavía tienen las muelas del juicio más grandes. Los terceros molares de los hombres modernos no son muy grandes, pero en muchos antecesores antiguos estos eran los dientes más grandes e importantes.

El hombre como especie está en la fase activa de la evolución y tras unos centenares de miles de años, los segundos molares pasarán a llamarse las muelas del juicio.

“Con el cambio de dieta y el consumo de carne, alimento rico en calorías, y también el uso de las primeras herramientas, el tamaño de los dientes dejó de ser importante, empezó a disminuir y hace dos millones de años se inició el proceso de su desaparición“.


Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario