طراحی سایت

Autoeficacia: factor predictivo de éxito

¿Qué es la autoeficacia?

La autoeficacia es la creencia en la eficacia de uno. Las creencias de autoeficacia determinan cómo las personas se sienten, piensan, se motivan y se comportan. Tales creencias producen estos efectos diversos a través de cuatro procesos principales: cognitivos, motivacionales, afectivos y de selección.

Un fuerte sentido de la eficacia mejora el logro humano y el bienestar personal de muchas maneras:

  • Las personas con una alta seguridad en sus capacidades abordan las tareas difíciles como desafíos que deben dominarse y no como amenazas que deben evitarse.
  • Se fijan metas desafiantes y mantienen un fuerte compromiso con ellas.
  • Elevan y sostienen sus esfuerzos ante el fracaso.
  • Recuperan rápidamente su sentido de eficacia después de fracasos o contratiempos. Atribuyen el fracaso al esfuerzo insuficiente o al conocimiento y habilidades deficientes que son adquiribles.
  • Se acercan a las situaciones de amenaza con la seguridad de que pueden ejercer control sobre ellas. Una perspectiva tan eficaz produce logros personales, reduce el estrés y reduce la vulnerabilidad a la depresión.

En contraste, las personas que dudan de sus capacidades evitan las tareas difíciles, que ven como amenazas personales. Tienen pocas aspiraciones y un compromiso débil con los objetivos que eligen perseguir. Cuando se enfrentan a tareas difíciles, se centran en sus deficiencias personales, en los obstáculos que encontrarán y en todo tipo de resultados adversos en lugar de concentrarse en cómo desempeñarse con éxito. Aflojan sus esfuerzos y se rinden rápidamente ante las dificultades. Son lentos para recuperar su sentido de eficacia después de un fracaso o contratiempos. Debido a que ven el desempeño insuficiente como una aptitud deficiente, no es necesario que pierdan la fe en sus capacidades. Son víctimas fáciles de estrés y depresión.

¿Qué es la autoeficacia percibida?

La autoeficacia percibida se relaciona con las creencias de las personas en cuanto a sus capacidades para ejercer control sobre su propio funcionamiento y sobre los eventos que afectan sus vidas. Las creencias de las personas en cuanto a su eficacia se desarrollan mediante cuatro fuentes principales de influencia.

  • Experiencias de dominio.
  • Ver a personas similares a uno mismo manejar con éxito las demandas de tareas.
  • Persuasión social de que uno tiene la capacidad de tener éxito en determinadas actividades.
  • Inferencias de estados somáticos y emocionales indicativos de fortalezas y vulnerabilidades personales.

Las realidades ordinarias están llenas de impedimentos, adversidades, contratiempos, frustraciones e inequidades. Por lo tanto, las personas deben tener un sólido sentido de eficacia para sostener el esfuerzo perseverante necesario para tener éxito. Los períodos de vida exitosos presentan nuevos tipos de demandas de competencia que requieren un mayor desarrollo de la eficacia personal para un funcionamiento exitoso. La naturaleza y el alcance de la autoeficacia percibida cambian a lo largo del curso de la vida.

¿Cómo funciona la autoeficacia en los estudiantes?

Los estudiantes con un fuerte sentido de eficacia son más propensos a desafiar tareas difíciles y estar motivados intrínsecamente. Harán un alto grado de esfuerzo para cumplir con sus compromisos y atribuirán el fracaso a las cosas que están bajo su control, en lugar de culpar a factores externos. También se recuperan rápidamente de los contratiempos y, en última instancia, es probable que logren sus objetivos personales.

Los estudiantes con baja autoeficacia, creen que no pueden tener éxito y, por lo tanto, tienen menos probabilidades de realizar un esfuerzo concertado y extendido y pueden considerar tareas desafiantes como amenazas que deben evitarse. Por lo tanto, tienen pocas aspiraciones que pueden resultar en un rendimiento académico decepcionante que se convierte en parte de un ciclo de retroalimentación autocumplido.

¿Cómo pueden los maestros ayudar a los estudiantes a lograr autoeficacia?

Los maestros pueden usar estrategias para desarrollar la autoeficacia de varias maneras:

  • Experiencias de dominio: las experiencias exitosas de los estudiantes aumentan la autoeficacia, mientras que las fallas la erosionan. Esta es la fuente más robusta de autoeficacia.
  • Experiencia indirecta: observar a un compañero tener éxito en una tarea puede fortalecer las creencias en las propias habilidades.
  • Persuasión verbal: los maestros pueden aumentar la autoeficacia con una comunicación y retroalimentación creíbles para guiar al estudiante a través de la tarea o motivarlos para que hagan su mejor esfuerzo.
  • Estado emocional: Los maestros pueden ayudar reduciendo las situaciones estresantes y disminuyendo la ansiedad que rodea eventos como exámenes o presentaciones.

¿Qué estrategias pedagógicas favorecen la autoeficacia?

La investigación muestra que el tipo de entorno de aprendizaje y el método de enseñanza pueden mejorar la autoeficacia en el aula.

El aprendizaje colaborativo y el uso de aplicaciones electrónicas muestran una correlación positiva con una mayor autoeficacia.

Pedagogías como actividades basadas en la investigación tienen una fuerte correlación con la forma en que los estudiantes aprenden.

¿Qué otras pedagogías contribuyen a mejorar la autoeficacia?

  • Establecer metas específicas a corto plazo que desafian a los estudiantes, pero que se consideran alcanzables.
  • Ayudar a los estudiantes a diseñar una estrategia de aprendizaje específica y verbalizar esos planes.
  • Comparar el desempeño de los alumnos con los objetivos establecidos para ese alumno, en lugar de comparar a un alumno con otro o comparar a un alumno con el resto de la clase.

¿Qué practicas de enseñanza se deben evitar?

  1. Un tipo de entorno educativo donde se dicten instrucciones generalizadas que no favorecen la participación de los estudiantes que no residen en la parte superior de la clase académicamente. Esto impide que los estudiantes con dificultades hagan preguntas o se involucren en el proceso. El resultado puede ser que, si un estudiante se confunde o se desanima, es probable que permanezca así.
  2. Declaraciones o prácticas de enseñanza que comparan el desempeño de los estudiantes entre sí. Esto puede aumentar la autoeficacia de los mejores estudiantes, pero es probable que disminuya la autoeficacia del resto de la clase.

¿Algunos consejos para mejorar la autoeficacia en estudiantes con dificultades?

  • Usar tareas moderadamente difíciles. Si la tarea es demasiado fácil, será aburrida o vergonzosa y puede comunicar la sensación de que el profesor duda de sus habilidades. Una tarea demasiado difícil reforzará la baja autoeficacia. El objetivo para la dificultad debe ser ligeramente superior al nivel de habilidad actual de los estudiantes.
  • Usar modelos de pares. Los estudiantes pueden aprender viendo a un compañero tener éxito en una tarea. Los pares pueden provenir de grupos según lo definido por género, etnia, círculos sociales, intereses, nivel de rendimiento, vestimenta o edad.
  • Enseñar estrategias específicas de aprendizaje. Ofrecer a los estudiantes un plan concreto para trabajar en una tarea, en lugar de simplemente dejarlos solos. Esto puede aplicarse a las habilidades generales de estudio, como prepararse para un examen, una tarea o proyecto específico.
  • Capitalizar los intereses de los estudiantes. Relacionar el material o los conceptos del curso con los intereses de los estudiantes, como los deportes, la cultura, la tecnología, etc.
  • Permitir que los estudiantes tomen sus propias decisiones. Establecer algunas áreas del curso que permitan a los estudiantes tomar sus propias decisiones, tales como calificaciones flexibles, opciones de asignación o fechas de entrega autodeterminadas.
  • Animar a los estudiantes a probar. Darles un estímulo consistente, creíble y específico. Por ejemplo: crear un esquema de cómo escribir un informe de laboratorio para que siga el plan y analizar los resultados.
  • Dar comentarios frecuentes y enfocados. Usar los elogios cuando sea preciso y sin exagerar. Al dar retroalimentación sobre el desempeño, comparar con pasadas interpretaciones del mismo alumno, sin hacer comparaciones con otros.
  • Fomentar atribuciones precisas. Ayudar a los alumnos a comprender que fallan porque no siguen instrucciones, no dedican suficiente tiempo a la tarea o no siguen las estrategias de aprendizaje.

¿Los profesores también necesitan una alta autoeficacia?

Los maestros con un alto sentido de eficacia sobre sus capacidades de enseñanza pueden tener más facilidad para motivar a sus estudiantes y mejorar su desarrollo cognitivo. También pueden recuperarse de los contratiempos y estar más dispuestos a experimentar con nuevas ideas o técnicas. Los maestros poco eficaces pueden confiar más en un estilo de enseñanza controlador y pueden ser más críticos con los estudiantes.

Las estrategias de enseñanza utilizadas en el aula pueden y hacen una diferencia en la autoeficacia de los estudiantes.


Comentarios

  • LIZBETH EULALIA TENESACA MERCHAN
    8 julio, 2020 at 9:31 pm

    La autoeficacia es una característica sustancial en el desenvolvimiento del ser humano en su vida personal y profesional; queda claro que aquellas personas con alta seguridad en sus capacidades y habilidades son autoeficaces y logran sus objetivos a pesar de los conflictos que se les presenten, son individuos que se retan y compiten contra sí mismos en lugar de hacerlo con sus colegas porque saben de antemano que el mayor logro es vencer sus miedos; su actitud y optimismo es totalmente lo contrarios a los estudiantes que no confían en sus conocimientos o en el desarrollo de sus destrezas, que se limitan a observar y no toman partida de esos retos, por ello el docente debe ser pionero en estar al tanto de las fortalezas y debilidades de sus alumnos y así guiarlos y motivarlos a continuar, que desarrollen ese pensamiento crítico y no le teman al fracaso, que se motiven individualmente y a sus compañeros, que aprendan de sus errores y adquieran experiencia que los ayudará a perfeccionar su crecimiento personal y grupal. Un elemento clave que le permitirá al tutor conocer más acerca de sus pupilos es crear blogs y páginas con todo tipo de datos e investigaciones, impulsarlos a leer su contenido y que den sus opiniones de lo interesante, útil y como se podría optimizar esa información que sirva de mediador entre su eficacia y su conocimiento, dichos comentarios le permitirán al educador clasificar los gustos y preferencias de cada uno y elaborar una planificación metodológica de forma constructivista e innovadora que los impulsen a conseguir sus metas propuestas y logren el éxito deseado.
    Lizbeth Tenesaca P3_EB-5.

Agrega un comentario