Tendencia al cáncer en los milénicos

Las tasas de cáncer relacionadas con la obesidad están aumentando entre los Millennials. La tendencia se ha observado en países de ingresos altos y podría reflejar en parte, la epidemia de obesidad.

La epidemia de obesidad podría estar contribuyendo a un aumento de ciertos tipos de cáncer entre los mileniales en los EE. UU., sugiere un estudio reciente. Las tasas están aumentando para seis de 12 cánceres relacionados con la obesidad en adultos más jóvenes, con aumentos más pronunciados en edades cada vez más tempranas y generaciones sucesivamente más jóvenes.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

El estudio encontró que las tasas de ciertos cánceres relacionados con la obesidad: los cánceres colorrectal, renal y pancreático, aumentaron entre los adultos de 25 a 49 años de 1995 a 2014; con mayores incrementos observados en los grupos de edad más jóvenes.

Las tasas de algunos de estos mismos cánceres también aumentaron entre los adultos mayores, pero los aumentos fueron mucho más pequeños, según los investigadores.

¿Qué tan serio es el problema?

Los millennials tienen aproximadamente el doble de riesgo de desarrollar ciertos cánceres relacionados con la obesidad que los baby boomers en la misma edad.

Los investigadores observaron que los adultos jóvenes todavía tienen un riesgo general más bajo de desarrollar estos cánceres, en comparación con los adultos mayores. Los hallazgos podrían servir como una señal de advertencia de un aumento futuro en las tasas de cáncer a medida que los millennials envejecen, y podrían “potencialmente [detener] o [revertir] el progreso logrado en la reducción de la mortalidad por cáncer en las últimas décadas”.

¿Cuáles son los cánceres relacionados con la obesidad?

La epidemia de obesidad en los últimos 40 años ha llevado a las generaciones más jóvenes a experimentar una exposición más temprana y más duradera al exceso de adiposidad durante su vida que las generaciones anteriores. El exceso de peso corporal es un carcinógeno, asociado con más de una docena de cánceres y se sospecha en varios más. Las exposiciones a carcinógenos durante la vida temprana pueden tener una influencia aún más importante sobre el riesgo de cáncer al actuar durante períodos de desarrollo cruciales.

El exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de ciertos cánceres. La cantidad de tejido adiposo, se relaciona con tipos de cáncer que involucrann hormonas. En 2016, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer publicó un informe que relaciona la obesidad con un mayor riesgo de 12 cánceres: colorrectal, esofágico, vesícula biliar, cardia gástrica (un tipo de cáncer de estómago), riñón, hígado y vías biliares, mieloma múltiple (un tipo de cáncer de médula ósea), cáncer de páncreas y tiroides; y, en mujeres, cáncer de endometrio, mama y ovario.

Las generaciones más jóvenes están experimentando una exposición más temprana y duradera al exceso de grasa y a enfermedades relacionadas con la obesidad que pueden aumentar el riesgo de cáncer. Por ejemplo, las tasas de cáncer de páncreas aumentaron, en promedio, en menos del 1 % por año entre las personas de 40 a 84 años; pero aumentaron 2.5 % entre las personas de 30 a 34 años de edad; y 4.3 % por año entre las edades de 25 a 29.

¿Solo se tuvo en cuenta tipos de cáncer relacionados con la obesidad?

También se analizaron las tasas de 18 cánceres no relacionados con la obesidad, y se encontró que las tasas aumentaron solo en dos. En contraste con los cánceres relacionados con la obesidad, las tasas de la mayoría de los 18 cánceres no relacionados con la obesidad no aumentaron entre los adultos jóvenes durante el período de estudio.

¿Cómo estuvo diseñada la investigación?

Para el estudio, los investigadores dirigidos por Hyuna Sung, Ph.D., analizaron veinte años de datos de incidencia (1995-2014) para 30 cánceres en 25 estados de la base de datos de Cáncer en América del Norte proporcionada por la Asociación Norteamericana de Registros Centrales de Cáncer, que cubre al 67% de la población de los EE. UU. Los autores mencionan que la investigación examina sistemáticamente las tendencias de incidencia de los cánceres relacionados con la obesidad en adultos jóvenes en los EE. UU.

¿Cómo tomar en cuenta los datos de esta investigación?

Aunque los adultos jóvenes experimentaron mayores aumentos en las tasas de algunos cánceres relacionados con la obesidad, la tasa general de estos tipos de cáncer es más baja en los adultos jóvenes en comparación con los adultos mayores.  Además, el estudio solo encontró una asociación entre la obesidad y el cáncer, y no puede probar que la obesidad cause estos cánceres. Tampoco puede probar que la epidemia de obesidad es responsable de los aumentos en las tasas de cáncer en adultos jóvenes.

Aunque los investigadores especularon que el aumento de la obesidad en las últimas décadas puede haber desempeñado un papel en el aumento de los cánceres relacionados con la obesidad observados en el estudio, se necesitan estudios futuros para descubrir la razón exacta por la cual estos cánceres están aumentando entre los adultos jóvenes.

Se necesitan estrategias innovadoras para mitigar la morbilidad y la mortalidad prematura asociada con las enfermedades relacionadas con la obesidad, principalmente por parte de los proveedores de atención médica y los responsables de políticas públicas.


Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario