Relación entre el flúor/aluminio y el Alzheimer

¿Cierto tipo de demencia puede ser causada por el aluminio a través de la fluoración?

Los estudios correlacionales que vinculan al aluminio con la enfermedad de Alzheimer se han publicado desde 1965. Al inyectar aluminio en el cerebro de ratas, estudios independientes produjeron estructuras similares a enredos que caracterizan la enfermedad de Alzheimer. Posteriormente, otros estudios han encontrado más enfermedad de Alzheimer en áreas con altos niveles de aluminio en el agua potable. Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que una alta concentración de aluminio en el agua potable puede ser un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer.

El flúor se adhiere al aluminio e influye en su absorción. Hay una barrera entre el cuerpo y el cerebro que impide que los metales alcancen el cerebro. Eventualmente se combina con el oxígeno para formar óxido de aluminio o alúmina. La alúmina es el compuesto de aluminio que se encuentra en los cerebros de la enfermedad de Alzheimer.

Las implicaciones de esta relación fluoruro-aluminio con la enfermedad de Alzheimer no son lineales. La solubilidad del aluminio y, probablemente, la facilidad con que se absorbe varía notablemente con la alta acidez y alcalinidad del agua. En general, el aluminio es más soluble en agua ácida, especialmente si contiene fluoruros.

Hay muchas razones para la fluoración. Las investigaciones sobre flouración del agua no han tomado en cuenta la salud de los adultos mayores; especialmente a los que no tienen dientes. El flúor contiene toxinas de aluminio, compuesto natural que está presente en el 8% de la corteza de tierra.

Un estudio científico publicado en el Oxford Journal sobre muestras realizadas en 3.777 personas de 65 años y más, durante 8 años, relaciona el consumo de agua con aluminio y la enfermedad del alzheimer. Estos informes argumentan que el aluminio se puede concentrar en el cerebro, lo que puede dar lugar a la demencia senil.


¿Existe algún vínculo entre la enfermedad de las encías y el Alzheimer?

Un reciente estudio mostró evidencia de un vínculo entre una bacteria oral común y la enfermedad de Alzheimer. Encontró una conexión entre Porphyromonas gingivalis, una bacteria que daña los tejidos de las encías causa gingivitis y demencia. No solo la presencia de esta bacteria en el cerebro podría causar la enfermedad de Alzheimer, explicaron los investigadores, sino que podría ser la causa de la mayor producción de amiloide, que había sido el foco de los estudios de Alzheimer en el pasado.

La prueba de este enlace se encontró en estudios con ratones de laboratorio. Las pruebas mostraron que la bacteria P. gingivalis infecta y causa inflamación en las áreas del cerebro afectadas por el Alzheimer. Además, la enfermedad de las encías hizo que los síntomas fueran más severos para los ratones que están predispuestos a la demencia. Aún más sorprendente fue el hecho de que la introducción de bacterias de la enfermedad periodontal en ratones sanos provocó inflamación cerebral y daño neurológico.

Los científicos continúan estudiando la posible relación de causa y efecto entre la enfermedad periodontal y el Alzheimer en humanos. Una hipótesis es que cuando las bacterias ingresan al cerebro, produce una respuesta inmune que destruye las células cerebrales. A medida que avanza el daño cerebral, el paciente muestra signos de pérdida de memoria y confusión, que son marcas registradas de la enfermedad de Alzheimer.

En el campo de la medicina, no es un concepto completamente nuevo que bacterias infecciosas puedan causar otras afecciones aparentemente no relacionadas. Lo que es nuevo es la evidencia sólida que conecta el Alzheimer con Porphyromonas gingivalis, como explicó Stephen Dominy, MD, cofundador y director científico de Cortexyme y autor principal del estudio recientemente publicado.

¿Qué podemos esperar?

El progreso en encontrar una causa para esta afección ha sido lento. La esperanza es que la investigación médica en este campo conduzca a tratamientos efectivos o incluso a una vacuna para la enfermedad de Alzheimer.


Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario