Conciencia colectiva y subjetividades fronterizas

Las fronteras superan la subjetividad individual y re-definen el querer ser colectivo, que se emancipa a través de una nueva conciencia. La conciencia de la mestiza es una manifestación de pensamiento fronterizo en acción.  Explicita el empoderamiento que conduce a recuperar y remodelar la identidad espiritual.  “Una teoría en la carne significa una en la que las realidades físicas de nuestras vidas (nuestro color de piel, la tierra o el concreto en el que crecimos, nuestros anhelos sexuales) se fusionan para crear una política nacida de la necesidad”.

Borderlands / La Frontera: The New Mestiza [1987] es una obra semi-autobiográfica de la escritora feminista chicana de identidad múltiple Gloria E. Anzaldúa (1942-2004). Se trata de un texto mestizo que celebra las identidades y lenguas en las que se reconocen los sujetos fronterizos y que dan forma a la conciencia de la nueva mestiza. En la conciencia de la nueva mestiza, queda la idea de estar en la intercepción, lo que podría significar: no tener un espacio discursivo propio o no ser reconocido por los modos de producción cultural.  

La nueva mestiza, tiene una conciencia política, social y de mujer que parte del feminismo. Reflexiona acerca de la frontera como categoría que define, constriñe y además se interioriza para delimitar las diferencias.

La conciencia de la nueva mestiza propone:

  1. Romper con los binarismos sexuales, las diferencias raciales y las definiciones excluyentes, que restringen a las mujeres, sus identidades y sexualidades.
  2. Construir una cultura mestiza, una conciencia colectiva en la que se identifican aquellas subjetividades fronterizas. 

Anzaldúa desarrolla una redefinición de la identidad nacional chicana y una transformación del discurso de mestizaje, “para proponer un nuevo sujeto mestizo mujer, la nueva mestiza: sujeto heterogéneo, marginal y de herencia indígena; mujer de color lesbiana y habitante de la frontera, cuya identidad se construye a partir de sus luchas y de su múltiple origen racial, lingüístico e histórico, y cuyo reconocimiento problematiza la universalidad heteronormativa, patriarcal y excluyente con las que el colectivo y el movimiento chicanos habían concebido su discurso de identidad étnica”.

Anzaldúa desempeñó un papel fundamental en la creación de un movimiento feminista inclusivo. Fue conocida por sus escritos sobre fronteras geográficas, psicológicas, lingüísticas y sexuales y modalidades de pensamiento de las identidades chicana y latinoamericana que resisten la polarización (incluso mientras la incorporan), a través del reconocimiento de una cultura compleja y multifacética en la que los textos de los colonizados / colonizador, opresor / oprimido, cultura dominante / cultura dominada son inextricables en una manifiesta representación de conciencia de oposición (Zepeda, 2016).

Borderlands muestra una mirada personalmente espiritual a la expansión de las fronteras físicas en el ser y la mente. Es parte de esa respuesta a cómo las fronteras redimen y empoderan a las personas que logran emanciparse.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • chat
    Agrega un comentario