¿De qué va esto?

Esto va sobre la búsqueda artística. Son pocas las obras honestas, los momentos honestos, busco eso, no la obra con fórmula, no la obra de microondas, no la obra segura, la que se hizo con receta. Así que esto no es nada serio -excepto para mí- nada digno siquiera de ser mandado a la mierda.

Este blog no pretende ser un espacio de crítica especializada, no me interesa ser objetiva, incluso si eso fuera posible como seres humanos, no busco echar tierra en trabajos artísticos, lo que quiero ser es servil con las producciones, prácticas y manifestaciones artísticas que hacen que me fije en ellas, por lo que solo escribiré aspectos que considere relevantes de aquellas que me lleguen de alguna manera.

Mi ejercicio por tanto no es el del análisis especializado, es el de situarme ante la obra. Escribo aquí entonces como receptor, como uno telúrico y mundano que cree fervientemente en la condición de orfandad de la obra de arte, esa que me habré de encontrar, a la que podré recoger, a la que le daré abrigo, la amamantaré, la besaré en la boca y la acariciaré hasta que descanse en mi regazo; esa a la que haré/hago mía, hijo e hija mía, le doy mi nombre y apellido, le paso mi genealogía, los pedazos con los que estoy construida…¿Qué más podría hacer? ¿De qué otra forma podría?…Me veo en ella, me leo, me identifico, me represento. Le permito encontrarme, tocarme la espalda, le permito clonarme.

Escribo desde el sillón, desde el frente, al pie del cañón, más allá de la cuarta pared (me encantan los lugares comunes), desde los ángulos de noventa grados entre el espacio de expectación, quien la recibe, la obra y quien la concibe; escribo como espectadora, como público, como quien espera que algo maravilloso suceda.

De eso van estos apuntes, de documentar esa búsqueda incesante por aquello que pueda finalmente conmoverme.

Comentarios

  • Melvis Glez
    6 agosto, 2019 at 1:28 pm

    Te ves como receptora donde otros te ven como “influencer”. Para mí eres la investigadora social más profunda que conozco. Rozas la piel donde se une el individuo y la sociedad: en el vestido. El cuerpo es tu objeto de observación. Por eso tal vez, para otros estás considerada entre las 5 artistas conceptuales más importantes de Latinoamérica.

  • Wendi Liguori Vasquez
    7 agosto, 2019 at 5:11 pm

    Poeta . Hermosa y gracias por compartir.

chat
Agrega un comentario