El desafío de la equidad en el aprendizaje durante la crisis del COVID-19

Microplan de aprendizaje práctico experimental en tiempos de crisis. Utiliza como metodología didáctica el aprendizaje basado en problema. Funciona como un LEGO (bloques de construcción) basado en un «sistema de enganche» con tubos bajo el ladrillo que permite ensamblarlos de forma estable, adoptando toda clase de combinaciones.

Todo estará más claro de ahora en adelante. Recuerden: Aprendizaje basado en problemas (ABP)

Problema

Realidad de otros roles que la escuela ofrece además de lo académico.

Descripción del problema

Las medidas llevadas a cabo ante la rápida propagación del coronavirus reflejan la realidad inequitativa que viven muchos estudiantes fuera de las aulas. La escuela y el hogar, ahora se convierten en el mismo lugar tras las necesarias regulaciones efectuadas. Según la UNESCO, más de 861.7 millones de niños y jóvenes en 119 países se han visto afectados al tener que hacer frente a la pandemia global del COVID-19. En ciudades donde el 70 % de los estudiantes vienen de familias de bajos ingresos, llevar la escuela a casa significa enfrentarse a no poder ofrecer comidas adecuadas, y mucho menos la tecnología o conectividad necesarias para el aprendizaje online.

“Este es un enorme desafío de equidad educativa que puede tener consecuencias que alteran la vida de los estudiantes vulnerables” (Ian Rosenblum, director de The Education Trust-New York). “Desafortunadamente, las escuelas que pueden ofrecer una experiencia académica virtual completa, con alumnos que cuentan con dispositivos electrónicos, profesores que saben cómo diseñar lecciones en línea funcionales y una cultura basada en el aprendizaje tecnológico, no son muchas. La realidad es que la mayoría de las escuelas no están preparadas para este cambio que permite reconocer que el acceso desigual a internet es tan sólo uno de los muchos problemas que enfrenta nuestro sistema educativo a nivel global” (Tara García. The Hechinger Report).

Alrededor del 60 % de la población mundial tiene acceso a la red. La brecha digital continúa expandiéndose a medida que los estudiantes en sectores vulnerables siguen quedándose atrás en su aprendizaje. “El mayor cambio que requiere el aprendizaje virtual es la flexibilidad y el reconocimiento de que la estructura controlada de una escuela no es replicable en línea” (Noah Dougherty, consultora de educación Education Elements). Muchas preguntas surgen a raíz de las problemáticas que tienden a afectar de manera desigual a aquellos en desventaja. El apoyo que se proporcionará, por ejemplo, a aquellos niños que dependen de la escuela para sus comidas, es aún desconocido; o quienes viven en áreas rurales sin acceso a internet.

Miles de alumnos en educación superior alrededor del mundo, han tenido que abandonar sus campus tras el aviso de desalojo que ha tomado a muchos sin recursos u opciones disponibles. En la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) dan por hecho que la docencia virtual va a mermar la calidad de la enseñanza. “Hay muchos alumnos que usaban la conexión de sus universidades y en el piso de estudiantes tiraban de datos para no pagar más o del wifi del colegio mayor, y ahora no lo tienen o muchas veces están en zonas donde la conexión es muy mala. Además, los servidores están tan saturados que en medio de la clase se cae la conexión” (Laura Alcaide).

En cuestión de semanas, se ha cambiado la manera en la que los estudiantes aprenden. Estas transformaciones dan un vistazo a las fallas en materia de equidad que siguen presentando los sistemas educativos. El World Economic Forum, plantea que esta pandemia se convierte en una oportunidad para recordarnos las habilidades que nuestros estudiantes necesitan justo en crisis como estas, siendo así:

  • la toma de decisiones informada
  • resolución creativa de problemas
  • adaptabilidad

Para garantizar que esas habilidades sigan siendo una prioridad para todos los alumnos, la resiliencia también debe integrarse en nuestros sistemas educativos.

Interrogante del proyecto

¿Cómo enfrentar juntos un evento de la naturaleza del COVID-19, para el que estamos escasamente formados e informados?

Objetivos del proyecto

Educarnos de manera rápida tanto personal como socialmente.

Objetivos específicos

  1. ejecutar los actos necesarios para evitar la enfermedad
  2. si la adquirimos, o alguien a nuestro alrededor la adquiere, hacer lo necesario para contribuir a curar y no contagiar a otros.

¿Cuáles son las mejores prácticas para lograr esos objetivos específicos?

Actividades

  1. Cuidado: nuestras prácticas e instrumentos cotidianos de adquisición y transmisión de información.
  2. Conocimiento: debemos prestar atención a cuando nos colocamos en la posición de quien enseña, no exponer nuestras formas de pensar como conocimiento confiable.
  3. Responsabilidad: sobre la elección de las formas para validar el conocimiento.
  4. Respeto: reconocimiento de que la otra persona es distinta a mí y que debo asumir siempre su libertad de ejercer el propio criterio.

Cada equipo puede hacer su cronograma de trabajo (10 semanas) y distribuir sus actividades…

Metodología para la co-evaluación: Instrucción entre pares (Eric Mazur)

  • El facilitador presenta un tema (unos cuantos minutos).
  • Hace una pregunta sobre el tema.
  • Se da un minuto para pensar en el tema.
  • Votan para decidir quienes participan en la actividad. Los estudiantes deben comprometerse con una respuesta, pueden hacerlo en papel, y después que se hayan comprometido tienen que hallar a un compañero con una respuesta diferente.

Desarrollo de la actividad

  • Recorro el espacio de enseñanza-aprendizaje, volteo contigo, te pregunto: “¿Qué respuesta tienes? Ah, yo tengo la misma respuesta, gracias”. Volteo con otro compañero. Trato de encontrar una persona a mi alrededor con una respuesta diferente.
  • Comenzamos a discutir. La probabilidad indica que uno diga: “Ah, sí, tienes razón” y cambiemos la respuesta.

¿Cómo evaluar esta actividad?

Esta es solo una de las tantas interrogantes que podemos discutir. Pero es solo un ejemplo de un aprendizaje basado en proyecto que podemos seguir en entornos virtuales de aprendizaje y monitorearlo…

En este tiempo cualquier proyecto tiene que ser como un LEGO. Tienen que ser bloques que te permitan construir diferentes cosas, pero todos tener los mismos bloques, porque si no vamos a remar en la arena… OPINIÓN PERSONAL.


Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • chat
    Agrega un comentario