¿Qué hacer si eres víctima de secuestro?

Un secuestro o delito contra la libertad, consiste en privar a una persona o grupo de personas de la libertad de forma ilícita, normalmente durante un tiempo determinado. El objetivo es obtener un rescate o el cumplimiento de otras exigencias en perjuicio del o los secuestrados o de terceros.

Un secuestro puede ocurrirle a cualquier persona sin importar nivel social, cultural y económico. Es necesario tomar medidas que reduzcan los riesgos de convertirse en víctima de este delito.

Un plan de seguridad familiar es clave ante la posibilidad de sufrir un secuestro.

Claves para prevenir

  • Ten una actitud consciente respecto a tu seguridad personal.
  • Evita zonas de riesgo y/o que no conozca.
  • Usa ropa poco llamativa, tratando de que sean comunes en el lugar al que acudirás.
  • Evita llevar fotografías y datos familiares en el teléfono celular.
  • Evita traer contigo altas sumas de dinero, así como tarjetas bancarias que no sean necesarias.
  •  No mantengas dinero en una sola cuenta bancaria.
  •  Camina en sentido opuesto a la circulación vehicular.
  •  Evita utilizar vehículos que llamen la atención.
  •  No ostentes, ni hagas públicos tus logros financieros.
  • Ten presente cómo pedir auxilio policial, ante cualquier contingencia marque al número de Emergencias 911.
  • Cambia continuamente las rutas de desplazamiento.
  • Nunca proporciones a gente desconocida datos con los que pudieran localizarte en tu negocio, sitios que frecuentas, horarios de trabajo, domicilio o el de tus familiares.
  • Mantente siempre atento y examina a detalle tu entorno. Observa que no haya personas con actitud sospechosa.
  • Si sospechas que te siguen, busca rutinas alternativas al destino y evita las acostumbradas.

¿Qué hacer en caso de ser secuestrado?

  • Mantén siempre la calma.
  • Evita mirar al secuestrador a la cara.
  • Minimiza tu situación social y nivel económico.
  • No seas un informante fácil. Escucha, analica y responde.
  • No comentes las posibilidades de conseguir el dinero que puede tener tu familia.
  • Trata de no polemizar con ellos, no importa cuán razonables parezcan sus argumentos.
  • Cumple con las instrucciones de los captores lo mejor posible.
  • Toma nota mentalmente de todos los movimientos, incluyendo el tiempo, direcciones, distancias, olores especiales y sonidos.
  • Cada vez que sea posible, toma nota de las características de los captores, sus hábitos, modos de hablar, contactos que hacen, sus gustos o disgustos…
  • Si requieres de un medicamento o tratamiento médico, dícelo al secuestrador.

En caso de secuestro, se exhorta a la ciudadanía que tome contacto con la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase). Frecuentemente, las bandas tienen conexiones entre sí. Estas no actúan aisladas. Los familiares deben comunicar oportunamente y permitir a la Unase trabajar sobre pistas que permitan determinar la ubicación y los posibles responsables.

En Ecuador se pagaron 79.000 dólares por secuestros entre enero y octubre de 2009.[1]De las 18 a las 24 horas es el horario en que se cometen más secuestros.

En el 2017, hubo 43 casos en el país, según la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) y la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased). De ellos 15 aún se encuentran en investigación. Las ciudades donde más plagios ocurrieron fueron Quito con 26 y Guayaquil con 16. En Ibarra hubo uno.[2]


[1] Secuestros en Ecuador: 100 en 3 años. Disponible en: https://www.lahora.com.ec/noticia/1101359873/secuestros-en-ecuador-100-en-3-ac3b1os

[2] publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/plan-seguridad-familiar-secuestro


Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agrega un comentario